Recientemente se leen titulares como “devolver todos los importes por cláusulas suelo habría obligado a ampliar rescate, según abogado de Cajasur” o “el abogado de BBVA ha subrayado que la entidad dejó de aplicar las cláusula suelo en un mes a más de medio millón de consumidores, lo que supuso un impacto económico de 35 millones de euros al mes o 500 millones de euros anuales”. Todo esto sale a raíz del famoso 26 de Abril de 2016 fecha en el que el TJUE ha celebrado este martes la vista oral sobre los tres asuntos prejudiciales acumulados en relación a la retroactividad de las cláusulas suelo en España. La justicia europea debe dirimir si la devolución de cantidades por la existencia de cláusulas abusivas debe calcularse desde el 9 de mayo de 2013, fecha de la sentencia del Tribunal Supremo, o desde el inicio de cada contrato hipotecario.

Unos hablan de 5.000 millones, otros de 7.000 otros de 15.000, para nosotros las cifras son válidas todas, sean las que sean. En este artículo les vamos a orientar sobre el impacto que estas cifras pudieran tener en las cuentas de resultados del sistema financiero español y que, por su puesto, tumban todas los comentarios que la devolución de estos importes perjudicaría a los bancos.

cuenta-resultados-sistema-financiero-español

Una imagen vale más que mil palabras. Por ello, antes de comenzar el desarrollo, habrán visto como en el periodo del 2008 al 2014 el sistema financiero ha tenido un margen neto de 192.234 millones de €, y se preguntará por qué no nos fijamos en el resultado final, y la respuesta es muy sencilla; puesto que las provisiones por insolvencias que han tenido que efectuar el sistema financiero han sido irregulares, además como su propia palabra dice son provisiones y que en el momento que cambie el ciclo muchas de ellas se van a recuperar.

Evolución del sector bancario español desde el 2008 al 2014

  • La mejora de los resultados del sector se mantiene en 2014, apalancados en el afianzamiento de la recuperación económica tras seis años de crisis.
  • Continúa el necesario ajuste del stock de crédito, que está convergiendo a la media europea tras un profundo y prolongado esfuerzo de desapalancamiento.
  • La disminución acumulada del volumen total de crédito ha sido de un 24% desde diciembre de 2008. Esta disminución del crédito ha sido especialmente fuerte en 2012 y 2013 debido al ajuste del valor de los activos tras los Reales Decretos de 2012 y al traspaso de activos inmobiliarios a la Sareb por parte de las entidades que recibieron fondos públicos para recapitalizarse.
  • Todas las carteras de crédito al sector privado (Otros Sectores Residentes, OSR) se reducen fuertemente durante los últimos años. La reducción del crédito OSR desde 2008 es de 490bn€, un 47% del PIB.
  • La contracción se concentra fundamentalmente en el crédito a empresas, con una caída acumulada del 34% desde el inicio de la crisis, siendo destacable que el crédito a empresas inmobiliarias y constructoras ha caído más de un 55%.
  • El crédito a hogares muestra una resistencia mayor a la reducción por su menor mora y el mayor plazo medio del crédito hipotecario.
  • El activo total del sector se ha reducido un 10% durante la crisis. Esta caída no es tan fuerte como la del crédito debido al comportamiento de las carteras de activos financieros (renta variable y renta fija) especialmente la cartera de deuda pública, que aumentan de forma continua desde 2008 en un intento de reforzar la capacidad de generación de ingresos de las entidades. Sólo en 2014 empiezan a decrecer estas tenencias en su conjunto, si bien las entidades han continuado acumulando renta fija soberana en sus balances.
  • En cuanto al pasivo, el volumen total de depósitos se reduce un 16% en la crisis. No obstante, descartando otras partidas más volátiles, los depósitos del sector privado residente se mantienen prácticamente estables. La disminución del 1,5% en 2014 se puede atribuir en su mayor parte al entorno de bajos tipos de interés, que afecta especialmente al atractivo de las imposiciones a plazo fijo frente a otros productos de ahorro.
  • En cuanto a las operaciones interbancarias, se observa un aumento significativo del saldo neto (pasivo menos activo) desde el inicio de la crisis por el aumento de la apelación a la liquidez del BCE por parte de las entidades españolas ante el cierre de otras fuentes de financiación. No obstante, esta serie muestra una clara tendencia a la baja desde los máximos alcanzados en agosto de 2012 (-64% desde máximo), en línea con la normalización de otras fuentes de financiación mayorista. La unión bancaria será fundamental para mitigar la fragmentación de los mercados europeos y mejorar las condiciones de financiación de las entidades bancarias de las economías periféricas.
  • El exceso de capacidad instalada sigue reduciéndose en línea con la contracción de volúmenes de negocio comentada. Es significativa la reducción del número de oficinas bancarias, casi 14.000 desde el máximo de 2008.
  • Por otra parte, la solvencia del sector se ha reforzado notablemente, pues incluso durante una crisis de esta magnitud se observa un incremento de 50bn€ en el volumen de fondos propios en balance (exclusivamente capital y beneficios retenidos).
  • La morosidad del sector se incrementa desde el inicio de la crisis. Sin embargo, ya se observa una tendencia decreciente en el ratio de mora (a pesar de que su denominador sigue cayendo), que dejó atrás su nivel máximo en 2013.
  • El volumen de crédito OSR dudoso se ha reducido en 25bn€ en 2014, lo que representa una disminución del 12,5% (frente a una reducción del 4,7% del crédito total OSR).
  • El desapalancamiento del crédito acumulado en el sector privado está siendo ya compatible con el flujo de nuevo crédito. Las nuevas operaciones de crédito muestran un cambio de tendencia desde finales de 2013, con crecimientos interanuales en todas las carteras salvo el crédito empresarial de más de 1 millón de euros (asociado con las grandes empresas, que tienen acceso a otras vías de financiación no bancaria). Así, el importe de las nuevas operaciones de crédito a pymes (aproximado por el crédito a empresas por importe inferior al millón de euros) y particulares mantienen la tendencia positiva iniciada a finales de 2013 (+9% y +19% en 2014).
  • La generación de resultados se vio afectada durante la crisis por las dotaciones a provisiones, que desde 2008 han ascendido a 284bn€ (por todos los conceptos: pérdidas por deterioro de créditos, costes de reestructuración y pérdidas de valor de activos adjudicados, fundamentalmente). Otros factores importantes han sido la menor actividad, el desapalancamiento de la economía y, sobre todo, los bajos tipos de interés y la morosidad. Así, en 2014 el margen de intereses, en términos anualizados, podría situarse por encima de 26,4bn€, cifra ligeramente inferior a la de 2013, y claramente por debajo de la de los primeros años de la crisis.
  • El control de costes se mantiene como una de las prioridades de gestión en un entorno como el actual y, en parte, soporta la generación de resultados recurrentes. Así el margen neto sólo se reduce un 3,8% en 2014 respecto del obtenido en el mismo periodo de 2013. La moderación de provisiones respecto de años anteriores permite duplicar el Beneficio Antes de Impuestos de los primeros nueve meses de 2013. El beneficio después de impuestos fue un 42% superior, alcanzando 8.332 millones de euros en enero-septiembre de 2014.
  • La eficiencia mejora hasta el 46,9% gracias al control de costes. Es clara la tendencia a disminuir el volumen de gastos de explotación como porcentaje de Activos Totales Medios.
  • La situación de solvencia y liquidez del sector ha mejorado significativamente: El volumen de recursos propios (capital y reservas) alcanza un 7,9% del balance total, uno de los mejores niveles de Europa.
  • Por su parte, el sector ha reducido el ratio créditos/depósitos hasta niveles más sostenibles, un 119%, 39 puntos porcentuales (p.p.) menos que en 2008 (gráfico 3, anexo).
  • Es destacable que el volumen de capital en balance se ha mantenido durante toda la crisis por encima del 100% del volumen de crédito dudoso. Adicionalmente el desapalancamiento se ha traducido en una reducción muy notable del funding gap del sistema (crédito OSR menos depósitos OSR), situándose actualmente en niveles del año 2003, y en mínimo histórico medido como porcentaje del balance total.
  • Por último, los indicadores de esfuerzo en provisiones (dotación de provisiones / margen neto) y coste del riesgo (dotación de provisiones / crédito total) vuelven en 2014 a niveles similares a los años anteriores a la crisis, síntoma de que las necesidades de provisiones se normalizan. La normalización de las dotaciones, entre otros muchos factores, explica que la rentabilidad se afianza en terreno positivo tras las abultadas pérdidas de 2011 y 2012.

¿Realmente la retroactividad acabaría con el sistema financiero español?

Pues cogiendo la cifra que usted quiera de los 5.000, 7.000 o 15.000 millones de €, esto supondría para la banca un 2,27%, 3,18% o 6,81% de su margen neto de los últimos seis años. O lo que es lo mismo, lo que supondría para una persona mileurista las cantidades de 22,7 €, 31,8€ o 68,1€.

Por lo tanto, ¿cuál es el bien común? ¿los dos millones de afectados que se calcula hay en estos momentos o la gran banca?, si cualquiera de las cantidades barajadas se devuelve a los hipotecados a una media de 7.000€, esto generaría un fuerte impacto en el PIB y por lo tanto una mayor capacidad de consumo o de ahorro en el sistema, y esto entonces sería el bien común del conjunto de españoles.

Vamos a recordar lo que nos ha costado el rescate a los bancos a todos los ciudadanos contribuyentes de España (no de Panamá, ni de Suiza, ni de Andorra, ni de Gibraltar, etc.).

ayudas rescate bancos

 

proceso reclamación

Si todavía no sabes si tienes cláusula suelo, o no has reclamado aún, te ofrecemos la posibilidad de un estudio gratuito si pinchas en la imagen de la derecha.

Contamos con un amplio equipo de abogados especialistas en cláusula suelo, implicados 100% en los procesos de nuestros clientes y con unos valores tanto a nivel profesional como humano que anteponemos a cualquier otro interés. Además, en nuestro equipo también hay personas con grandes conocimientos del sector financiero y bancario, por lo que podemos realizar análisis tan completos (y a veces un poco complejos) como el que presentamos en este post.

Garantizamos la tramitación de reclamaciones bancarias de la forma más rápida y profesional para nuestros clientes.

Además, para su total seguridad, les facilitamos hoja de encargo por escrito, además de informe sobre viabilidad del proceso de reclamación. Nosotros somos claros y transparentes. Por ello, nuestros clientes pueden llevar a su casa la hoja de encargo y tomarse el tiempo necesario para comenzar el proceso de reclamación.