Una hipoteca tiene muchas obligaciones para quien la firma, pero también derechos que puedes consultar en la web del Banco de España .

La banca, en sus años más predispuestos a que fluyese el crédito, se ha aprovechado del desconocimiento que tenían las personas sobre los productos habiendo realizado una cantidad enorme de extra-limitaciones como han sido los intereses de demora del 29%, el redondeo del tipo de interés final y la famosa clausula suelo entre otros.

El ciudadano firmaba lo que buenamente le ponía delante el banco de toda su vida o el banco que había sido capaz de captarle con sus hábiles estrategias comerciales, desconociendo que en ese momento tenía derechos fundamentales. Derechos que, a día de hoy, muchos no saben o no recuerdan. Son ante todo unos derechos fundamentales que nos nos tienen que hacer pasar vergüenza por su defensa y, además, recomendamos que los pongamos en valor por que son nuestros.

Derechos y obligaciones de las hipotecas

Te obligan a firmar el seguro obligatorio contra incendios de tu vivienda (es a lo único que te pueden obligar). Pero ojo, no tiene que ser con la misma entidad, puede ser con un tercero y cederles los derechos hacia la hipoteca.  Todo lo demás que te cuenten no es obligatorio, lo puedes hacer porque a ti te interese, porque quieras tener asegurada tu vida y en caso de invalidez o fallecimiento (Dios no lo quiera) no dejes a tu familia embarcada en una deuda que quizás con los ingresos que quedan no se pueda pagar.

Muchas veces han puesto el caramelo en la boca con una cantidad de bonificaciones o en algunos casos penalizaciones, por domiciliar tu nómina, tener la tarjeta de crédito, hacer los seguros con ellos, los planes de pensiones y otras muchas cosas más, que ¿realmente has hecho las cuentas? Hay escenarios en los que sí y hay escenarios en los que no, míralo todo antes de firmar, no sea que no te compense.

Antes de firmar definitivamente puedes ir desde tres días antes al notario para que te explique con pelos y señales qué vas a firmar en la hipoteca, avisándote si ve algo raro. No debes de pagar nada por ello, puesto que todo esto está dentro de todo lo que pagas por sus servicios, por lo que esa consulta “extra” para conocer los detalles de tu préstamo hipotecario debe de ser gratis.

La tasación que es obligatoria, sí, pero no con quien quiera la entidad bancaria, porque normalmente ellos también obtienen beneficios de las tasaciones que te ofrecen. Puedes elegir cualquiera, que sea independiente y profesional, para que tase tu vivienda. En algunos casos el ahorro es muy importante.

Nunca salgas de la oficina sin estar seguro de todo lo que te han dicho, porque el banco está obligado a contarte todo lo que firmas con la hipoteca, tanto derechos como obligaciones. Hay muy buenos profesionales en la banca para que no salgas con ninguna duda.

Si por el motivo que fuese sufres una situación adversa en la que no puedes pagar todas tus deudas, tienes el derecho a elegir qué deduda afrontar primero (hipoteca, préstamo del coche, tarjeta de crédito,…) no la que te digan ellos. Si la situación es catastrófica y te ejecutan la hipoteca, tienes el derecho a vivir en ella mientras dure el proceso.

Lo mejor es poder embarcarte en una vivienda, que puedas pagar la hipoteca durante el enorme tiempo que va a ser y que, finalmente, sea de tu propiedad.